google-site-verification: google46388f1eb819cd28.html Todo es uno: Presencia

martes, 5 de julio de 2016

Presencia

A la sazón,
el despliegue de la flor,
abriendo sus pétalos al aire,
¡desliéndose generosa!
en perfumados sabores,
en el grave vigor
de sus pigmentos...
Y así te presentas
alumbrándote en mis ojos
complacidos
en el vértigo del asombro.
Y ya pronto
va mi espíritu
donde se aprestan
abeja y néctar
a libar zumo a zumo
los dulzores
que calando van
en tu mirada,
y en la revelación
de sino esplendente
la sinuosidad,
el signo de tus pechos
y del mio suspirante.
Caigo bendecido
en el regazo de tu luz
quieta y expectante,
de torbellinos y silencios,
de candores,
gestándose en tus labios
y en la ansiedad de tu boca,
en la avidez de la mía.
Caigo en el sonido
que tus ojos me susurran
sin mezquindades
en su humedad continente
y su brillo que resuena
en el diapasón
de mi temblor,
en los cauces
de mi sangre
que en
níveo
riego
cae
en esa
comunión bendita
de cuencas
y afluentes
rebasantes
de pasión,
natura,
y de amor.