google-site-verification: google46388f1eb819cd28.html Todo es uno

martes, 16 de octubre de 2018

Bajo trincheras

No son juncos
    los que se mueven en los secos cañadones/
No son ramas/
    ni flores marchitas agitándose.
Son los brazos
    son las manos
        de los hundidos en la tierra.

Liturgia de pañuelos blancos
    /batiendo/
        llora el aire.
...Y yo observo
    bajo una fresca hoja de trébol
        ¡los surcos profundos
    de esas frentes cansadas!

Alambre oxidado se retuerce
    sobre cercas arbitrarias
        de vacíos estamentos.
...¡Los iones de galvánica corriente
    atraviesan la oscura entraña del átomo!

Cada tanto se renueva en la historia
    infecunda languidez del espíritu/
y en los rediles...
    una misma cosa suelen ser
        pastores y lobos.

Los corazones fueron alguna vez
    santos continentes de sueños.

Hoy el Mar Muerto husmea impávido
    antiguos hedores y heridas abiertas.

Las banderas
costean la supervivencia con sangre derramada/
y la venganza florece de espurias semillas.

Vez tras vez
    regresan con fusiles
        los espinosos retoños.

Asustado/
bajo trincheras y fortalezas endebles
    continúa deambulando el Hombre.

Autor: Juan Carlos Luis Rojas

https://todo-es-uno.blogspot.com/search?q=hombre

sábado, 13 de octubre de 2018

Las decepciones

Ellas, como todas las percepciones, pasan, fundamentalmente, en nuestra cabeza,... por cómo la recibimos, más que provenir realmente, de la fuente que creemos. ¡Tantas veces, tan prejuiciosa nuestra mente, que somos nosotros mismos los decepcionantes, y no los decepcionados en sentido real!
Lo que sí es cierto, que nadie debe dejar de vivir a causa de una decepción, sea está real, o solo sentida.
Tenemos además, la oportunidad  de re-ver nuestras conclusiones e investigar, investigarnos a nosotros mismos, si es verdadero el fundamento por el cual creímos haber sido decepcionados...
Suele circular una frase por ahí, que dice: "Nadie merece tus lágrimas". ¡Cuán desacertado! Hay muchos que sí, merecen mis lágrimas, porque significa que hubo un sentimiento, una sinceridad, una bonanza de parte nuestra. Si no, nuevamente nosotros  somos los "decepcionadores".
También puede suceder a la inversa, cuando idealizamos a alguien. Y esto también será nuestro error.
Si usáramos un poco de empatía, amor, comprensión, quizás empecemos  a ver desde otro punto de vista, y lleguemos a comprender que no hubo tal decepción, sino que, simplemente, había otros elementos que desconocíamos, y que nos ha llevado a tal errónea conclusión.
Juan Carlos Luis Rojas

viernes, 12 de octubre de 2018

Novena sinfonía

"...Y la vida es esa... como lo expresó musicalmente  Beethoven...
Empezamos naciendo para crecer, y creciendo para morir...
La vivencia está en el cúmulo de variaciones que nos da, esa modulación que sube y que baja generando grafías singulares; picos y valles que varían según las circunstancias. El avance no es sólo sortearlos, sino reconocerlos y aceptarlos. ¡Eso es vivir! Manejar el sufrimiento y el placer, la dicha y la desdicha...
La felicidad se conjuga en el mejor entendimiento y aprovechamiento de ello... Entonces: cada ser está inserto en su propia sinfonía, en si singularidad.
En ella el crescendo o el  rallentando... o el calderón de largo silencio imprevisible... melodías crecientes y decrecientes. La vorágine esperanzadora de la alegría, y sin embargo, también la tristeza agazapada...
Y marchamos como heraldos llevando las virtudes y recompensas, y las mutilaciones de la carne y del espíritu."
Juan Carlos Luis Rojas

Duende

Baja la balsa lenta
   sobre el papel ambarino/
      donde discurre un pentagrama de lirios.

Emerge del fondo oscuro
   /tras el sol/
los blasones encendidos
   de los sauces...

Y se bebe el mar
   esta ignota canción del recuerdo.

Este paisaje de manos y ojos
   acaricia mi frente
      cuando te pienso.

Sé que has escondido estrellas
   bajo tu cielo tímido
y he aquí
que insondable el amor memora/
(Mientras perfuma el aire
   ese suave ondear de juncos)

¡Oh, complicidad!
Pequeño duende de mar.
Haz eterno
   que transmuta aquí en mi pecho.

Autor: Juan Carlos Luis Rojas

https://todo-es-uno.blogspot.com/search?q=canción

jueves, 11 de octubre de 2018

Distancia y deseo

¡Ay, del pensamiento!... del nuestro...
Unísonos campanarios/ silentes/
¡y audibles! en los omnímodos confines.
¡Allí van sus ondas!
moduladas en la fiebre del deseo.
Forjando sensaciones... percepción que realimentan.

Navega ahora, en la cúspide voraz de la pasión
cuando llegan mis labios al roce de los tuyos.
Hay    vibrar    de trémolos en las cuerdas infinitas
Entre cénit y nadir, ferviente y gozoza la espera.

Anhelo que estalla, en el fuego de su propio fragor.
Afinidad de espíritus, se intuyen y se nutren/
y no hay limitación, ni de sombra, ni de luz,
ni de espacio, ni de tiempos.

Autor: Juan Carlos Luis Rojas

https://todo-es-uno.blogspot.com/search?q=Distancia

sábado, 6 de octubre de 2018

Resultado

Sí, tener presente, que más que tanta actividad y mucho laborar, es, ¡qué resultados obtienes!
Juan Carlos Luis Rojas