google-site-verification: google46388f1eb819cd28.html Todo es uno: Los poetas y los poetas...

jueves, 4 de febrero de 2016

Los poetas y los poetas...



Los poetas suelen estar más allá del bien y del mal, y entonces, puede haber asuntos que no les interesa, aunque al común de los mortales, sí; porque esos "pequeños" temas no están a su "altura".
Desde ya, del dinero ni se hable, eso mancha su corazón santo, eso se encuentra en la órbita de lo prosaico... ¡No! ¡No venden! (pero, puede que no se den cuenta,digamos), que lo hacen si está a su alcance, y por medio de otros vendedores.
Los poetas están más allá de lo cotidiano, aunque su cotidianidad suele ser escribir y escribir; pero, muchos de ellos, no lo hacen con las palabras que uno usa a diario... Son estas, muy profundas; de tal manera que para entenderlas es necesario tener algunas herramientas especiales, para sondear y bucear en lo que dicen; pero bueno, hasta puede llegar a ser muy divertido.
Quizás pueda llegar a servir un diccionario...
De todas maneras uno pudiera llegar a leer a vuelo rápido y pudiéramos sentir, tal vez, que el espíritu de lo que quieren decir pareciera ser bonito; entonces ahí, le puedes comentar, (si te da la gana): ¡Está muy bonito! ¡Muy bello!...
Aunque también puedes ampliar tus frases en halagos... que seguramente ensancharán su ego y agradecimiento; sin embargo, puede puede que también, te ignoren olímpicamente...
Porque son personas que están muy ocupadas en su trabajo de producir y producir... "poemas" (dicen)... que desparraman, como siembra,... te etiquetan para no perder tiempo y ganar las máxima oportunidad, de que sean elogiados y conocidos en su fecunda labor... Es más, son personas tan ocupadas, que es posible que en algún momento soliciten tu amistad, (bueno, amistad, una forma de decir), no para relacionarse contigo, sino, solamente para tener un medio más; donde tu muro sea una plataforma, para propiciar las vistas a sus trabajos, en esas centenares de etiquetas que dan vueltas por ahí...
¡Olvídate que te visitarán (puede que alguna vez si), para evaluar tus simples trabajos!, (por supuesto, aunque sean de la más verdadera poética), los tuyos.
Desde ya, como son personas muy ocupadas y que no viven de su producción (porque no venden,... lo hacen otros), es probable que recibas la notificación, o directamente saturen de etiquetas tu muro; pero, (repito), no podrán tener tiempo de saludarte alguna vez... Eso ya sería prosaico. Está más allá de su sagrada labor... Comprendelos. No son personas como uno.

Ellos no suelen escribir... esas pavadas como esas de: " Me voy a dar una vuelta", "Aquí hace calor", o, "¡Que tal amigo! ¿Cómo vas por ahí?", "Qué cansado que estoy, me voy a dormir"... Todas estas especies son "sacrílegas" para ellos, aunque, desde ya te digo, aquí entre nosotros, estas cosas, también pueden contener la más verdadera poesía. Cómo el hombre poeta que lucha por el pan, por el peso, (que a la vez es el pan), y aunque no escriben libros; ni complicados, ni fáciles, ni tiernos, ni profundos poemas, sino que hacen a la vida,... como un albañil, como un vendedor honesto, como un trabajador simple, que madrugada tras madrugada, siente a la vida, disfrutando o sufriendo... Sí, hay verdaderos poetas que hacen todas estas cosas para hacer andar la rueda de la vida, y además escriben poemas que te sacuden bien, las fibras del espíritu, y sin embargo no viven de sus libros, aunque debieran. Sin embargo, tienen un tiempito para darte algún saludo, algún abrazo sincero aunque esté distante.
Al fin, estos sí, necesitarán que promocionen sus obras, aunque no saturen de etiquetas... Que se promuevan, y se vendan... como hacen otros, que "dicen", que no venden (como si malo fuera esto)...
Compréndelos a aquellos, que están más allá del bien y del mal. Pero no los esperes, así por que sí, porque a veces, muchas veces, se embarran en el prejuicio de vivir.
Bueno, eso es todo en este trozo insignificante y prosaico.
Pasenla lindo, gente de todos lares...



Los poetas y los poetas...Los poetas suelen estar más allá del bien y del mal, y entonces, puede haber asuntos que no...
Posted by Juan Carlos Luis Rojas on miércoles, 3 de febrero de 2016