google-site-verification: google46388f1eb819cd28.html Todo es uno: Trampas del sistema

lunes, 15 de agosto de 2016

Trampas del sistema

Y el mundo sigue entrampado en su filosofía... De pros y de contras... Le cuesta andar en una linea de equilibrio...
Esto es verdadero en buena parte (el texto de más abajo)... 

La vida es un todo y hay que vivirla desde el vamos...
Pero nuestros sistemas son imperfectos y aveces sólo sirven para ponernos tropiezos y nos exigen en formas y fomalizaciones, que tal vez podrían ser de otras maneras.
Y además, individualmente, agregamos (agregan), preocupación por estupideces para mortificarnos a nosotros mismos y, o, a los demás... Esas nimiedades que no son relevantes para vivir.
Hay asuntos, que por el sistema en sí, no podemos dejar de lado, por ahora...
Por otra parte, es fundamental, no olvidar las responsabilidades solidarias lícitas y morales, como: corresponder a los esfuerzos y necesidades de las personas que tuvieron que ver con el bien de nuestras vidas. Lo que implica un cierto tiempo de parte nuestra.
Desde ya que esto es un asunto que muchos, la gran mayoría, no podrán comprender, porque están insertos e imbuídos en el sistema, y muchos no pueden tener la capacidad de pensar en otras formas, como muchos no pensaron en su momento sobre las posibilidades de otras tecnologías.... Muchos sólo pueden ser esquemáticos y no pueden salir de una cuadrícula marcada y mantenerse así toda la vida, hasta que venga algún tonto soñador y un loco, un poeta, un científico con imaginación, y empiece a modificar las cosas.
No se trata de dejar de trabajar, de obviar el esfuerzo, ni de dejar de estudiar, sin embargo sí, en muchos casos se trata de trabajar sobre los contenidos y las formas. Las formas del manejo de la información, el saber pensar, el manejo de las teorías en campañas, el proceso de la asimilación en la experiencia directa en muchos casos, la disminución del peso económico y los entorpecimientos burocráticos, la prioridad de formar gente que sabe pensar y no el desperdicio en la formación de enciclopedias o bibliotecas ambulantes en las personas para halagarlas en lo tanto que sabe, y sin embargo, sobre conocimientos espurios e imprácticos, para no decir, inútiles.